¿Quién no ha visto ese anuncio de un chico/a apoyado en un coche descapotable y con el texto "yo gano 200€ por semana, mira como lo consigo"?. Está presente en infinidad de sitios, banners de páginas web, publicidad en redes sociales, anuncios destacados en buscadores.

Hoy, sin ir más lejos, mientras leía el periódico, una edición online desde mi dispositivo móvil, precisamente veía otro anuncio similar, en forma de reportaje, en el que se hablaba del trading online.

Leyendo el artículo, me quedé fascinado de lo fácil que lo pintaban, tan fácil, que según lo que exponían, cualquiera que supiera leer y fuera mayor de edad, podrá abrirse una cuenta en un operador y ¡hala! a intentar igualar a Warren Buffett.

No es que no crea en esto del trading o en la inversión bursátil, todo lo contrario, yo personalmente hago operaciones de inversión en los mercados de valores, a mi, personalmente, es algo que me encanta y apasiona. Pero ojo, no nos equivoquemos, de fácil nada.

La semana pasada leía un artículo en un revista especializada en trading, Hispatrading. Artículo firmado por un gran inversor, Ram Bhavnani, precísamente hablando de este mismo tema, de las características que un "trader" o inversor debían de tener si quería ganar dinero operando en los mercados de valores. El señor Bhavnani indicaba tres elementos, que a su parecer debía tener; información, atención y templanza. En mi muy humilde experiencia en el mundo de la bolsa y la inversión, coincido plenamente con estas palabras.

La inversión, lo mismo que cualquier profesión altamente cualificada, exige personas preparadas, que estén dispuestas a estudiar, a destinar su tiempo libre en formarse, bien de forma autodidacta o en escuelas de negocios, a perder el tiempo analizando gráficas de precios y haciendo uso de lo que aprenden, pero además (y esto creo que es lo más importante) a que cojan parte de su dinero, lo metan en el mercado de valores y tengan el aplomo suficiente para perder o ganar. Esto es invertir.

Efectivamente, en el mercado de valores es posible ganar mucho dinero, incluso hacerse millonario, pero como dije antes, de fácil nada.

Entonces. ¿Que alternativas tengo para poder sacar una rentabilidad a mis ahorros?, se preguntarán muchos, lo primero que ha de hacer cualquier persona que se plantee el mundo de las inversiones, es preguntarse ¿Cuanto estoy dispuesto a perder?. Pues si, perder. En las inversiones se gana, pero también se pierde y si no somos cuidadosos podemos perderlo todo. Así que, si la resupuesta es, "Nada, no estoy dispuesto a perder nada", pues entonces lo mejor es que se olvide de las inversiones y busque otras alternativas, que las hay.

Pero si la respuesta es, "dispongo de un dinero que no necesito y estoy dispuesto a arriesgar", en ese caso, bienvenido, se acaba de montar en una montaña rusa cuya meta depende íntegramente de usted y de lo rápido que asimile los tres aspectos de todo inversor, Información, Atención y Templanza.